Regeneración de suelos

Proyecto de innovación en regeneración de suelos degradados

Un grupo variado de expertos científicos opina que, disponemos entre 50/60 años de nuestro sistema de explotación y consumo antes de que la Naturaleza deje de poder proveer los servicios esenciales vinculados a agua, suelo o aire.

Contra esta grave advertencia de los expertos, hasta el momento, solo actuamos tímidamente en reducir las emisiones producidas directamente por la actividad humana. Llegar a cero emisiones globalmente (prácticamente imposible al menos en los próximos 100 años) no evitará las potenciales catastróficas consecuencias para la vida tal como la conocemos en la Tierra al nivel actual de c.400 ppm (partes por millón) de CO2 en la atmósfera. Hemos pasado la frontera de lo admisible para la vida humana en su estado actual

Querer luchar contra los efectos de los GEI solo reduciendo emisiones no es suficiente.

Posiblemente no hay vuelta atrás si la concentración de GEI no retorna a niveles preindustriales, por debajo de 300 ppm. Por tanto, se debe no solo dejar de emitir GEI, sino que además, hay que retirar de la atmósfera más de 100 gigatoneladas (GT)  de CO2.

Las prácticas de la agricultura convencional, degradan la tierra e incrementan el dióxido de carbono y otros GEI en la atmósfera, así como el excesivo uso de fertilizantes. La eliminación de la cobertura vegetal viva y muerta también lleva al suelo a emitir Carbono en él almacenado, colaborando con el cambio climático.

La degradación del suelo y el cambio climático son inseparables. Es prácticamente inútil preocuparse sólo de las emisiones de GEI por la quema de combustibles fósiles y no de la pérdida de biodiversidad y degradación del suelo. Sería imposible que el clima no estuviese cambiando, siendo como es dependiente de la vida del planeta.

La cuestión es; ¿cómo la Tierra puede volver a almacenar el carbono que actualmente encontramos en la atmósfera?

Puede hacerlo, y de forma natural, sin riesgos y con poca inversión; mediante los sistemas biológicos de la tierra firme como lo hacen los océanos, que dan señales de estar llegando al punto de saturación. Esto solo puede hacerse mediante una amplísima regeneración global de los suelos y ecosistemas.

Los suelos contienen las mayores reservas de carbono en su ciclo terrestre. Se considera que el primer metro de profundidad contiene 1.500 gigatoneladas de carbono orgánico, aproximadamente el doble de la atmósfera, mientras que la vegetación contiene aproximadamente 600 GT (270 GT en los bosques).

Se ha calculado que la gestión regenerativa de todas las tierras agrícolas nos permitiría secuestrar anualmente más del 40% de las emisiones anuales (21 GT). Si se añadiesen las tierras de pastos se secuestraría otro 71% (37 GT).

Tenemos, por tanto, un arma de doble filo de inmensas proporciones y potenciales consecuencias. Tenemos aún gran potencial de empeoramiento, haciendo, con nuestra agricultura “extractiva” industrial, escapar más carbono a la atmósfera. Tenemos un gran potencial para remediar nuestra peligrosa situación con eficacia, rapidez, simplicidad, ningún riesgo y, además, bajo coste –cualidades todas éstas ajenas a desbocados proyectos de geoingeniería.

El carbono es el componente principal de la materia orgánica del suelo y le da su capacidad de retención de agua, su estructura y su fertilidad.

existen yacimientos de carbono tan estables en los agregados del suelo que permanecen en ellos durante miles de años.

El uso de insumos de síntesis química, labores profundas y la monocultura  degradan el suelo y contaminan las aguas y los productos finales.

La degradación de suelos y ecosistemas significa: disminución de lluvias en zonas áridas y semiáridas –gran parte de España; degradación de la salud vegetal, animal y humana por la ingestión de venenos y la reducción de elementos nutritivos en los alimentos; disminución de la retención de agua (aumento de las sequías); aumento de inundaciones y corrimientos de tierras; aumento de la erosión; mayor vulnerabilidad a cambios climáticos; y disminución de ingresos a los productores a medio plazo.

La “agricultura industrial”, en cuanto a emisora neta de carbono, es también un fracaso y no sólo, como suele contabilizarse, por las emisiones directas, sino porque destruye la capacidad del suelo de almacenarlo.

Desafortunadamente, no hemos aún conseguido atraer la atención de España a esta cuestión fundamental para todos los españoles.

Iñigo Álvarez de Toledo. Director del Instituto de Ecología Aplicada (IDAA). Euroganaderia.eu

En elcaminocoop se han puesto en marcha dos modelos de trabajo para la regeneración de suelos:

keyline o línea clave;

El concepto «Línea Clave´´ es una metodología de diseño de espacios que desarrolló P.A. Yeomans en Australia en los años 50 y que se difunde en nuestro territorio a través de Darren Doherty.

Y el modelo de regeneración mediante el humus de lombriz o lombricultura; método que se remonta a los tiempos de los faraones egipcios, pero que no fue hasta comienzos del siglo XX que se desarrolla a gran magnitud en países como Estados Unidos, Europa, Filipinas, Japon

El Modelo Línea Clave.

elcaminocoop. pone en marcha el proyecto de formación en el tema de Regeneración de Suelos, basado en el método Keyline o mejor dicho en castellano Linea Clave.

El concepto «Línea Clave´´ es una metodología de diseño de espacios que desarrolló P.A. Yeomans en Australia en los años 50.

Elcaminocoop entra en contacto con este sistema de Regeneración de Suelos a través del percusor en España del método Línea Clave, Jesús Ruiz. Desde el momento de establecer contacto, elcaminocoop se pone en marcha un proceso de formación con el que se espera poder ofrecer resultados visibles, con el objetivo de difundir en la medida de lo posible las bondades y beneficios que en nuestros áridos suelos podemos conseguir median la aplicación de la metodología Línea Clave.

Para cualquier tipo de información al respecto o si estas interesado en las actividades, webinars, conferencias o curso, sobre el modelo de Regeneración de Suelos Línea Clave ponte en contacto con elcaminocoop

  • Línea Clave

El agua es factor determinante en la producción de alimentos en cualquier propiedad y a cualquier escala. Cuanta más agua de lluvia puedan capturar y retener nuestros suelos, menos dependeremos de fuentes externas de agua y menos tendremos que regar.

La metodología de diseño de espacios que desarrolló P.A. Yeomans en Australia en los años 50, denominada Keyline o Línea Clave, es una combinación magistral de conservación de agua y regeneración de praderas y suelos. Los objetivos incluyen: blindar los suelos ante los efectos de la sequía o de las lluvias intensas, distribuir el agua de forma homogénea y convertir los suelos en grandes almacenes de agua y sumideros de carbono en forma de vida… todo ello creando espacios hermosos y armoniosos para el disfrute de quienes los frecuentan.

  • ¿Qué es el apero Yeomans?

P.A. Yeomans inventó además lo que se denomina ahora el apero Yeomans, una herramienta agrícola que rompe la compactación del subsuelo sin voltear la superficie, a la vez que sirve para incorporar compost, biofertilizantes y semillas, todo en una sola pasada del tractor. El arado Yeomans es toda una revolución tecnológica, desgraciadamente aún poco conocida en el mundo agro-silvo-ganadero, pero que está dando excelentes resultados en los lugares donde se utiliza de forma apropiada.

  • ¿Cómo funciona el apero Yeomans?

Rompe la compactación subterránea sin voltear la tierra en superficie, lo que permite al agua infiltrarse y despertar a las semillas que están ahí latentes. Así, son las plantas quienes con sus raíces seguirán descompactando la tierra y la llenarán de vida y por tanto de fertilidad y esponjosidad. Bastarán pocas intervenciones siguiendo un diseño en Línea Clave con el apero Yeomans, siempre que se utilice apropiadamente en los lugares adecuados y a ser posible con la integración de herbívoros en el sistema, para obtener el impacto deseado.

Información sobre actividades, webinars, formaciones o cursos, elcaminocoop.

¿Qué es la Lombricultura?

Es una técnica agroecológica, biotecnología o conjunto de operaciones para la cría, producción o tratamiento de lombrices para la descomposición de la materia orgánica y obtención de humus o lombricomposta

Esta técnica-práctica que consigue muy buenos resultados en la Regeneración de Suelos, se remonta a los tiempos de los faraones egipcios, pero no fue hasta comienzos del siglo XX que se desarrolla a gran magnitud en países como Estados Unidos, Europa, Filipinas, Japón y otros comienzan a desarrollar y difundir de nuevo este eficaz modelo de Regeneración de Suelos. Hoy se encuentra en desarrollo en muchos países entre los que nos encontramos.

El humus de lombriz, es el fertilizante ecológico como resultado de la transformación de la materia orgánica por parte del proceso de lombricultura.

  • Usos de la Lombricultura

Su aplicación tanto en humus sólido como líquido, producción de suelos, germinación de semillas, huertos, jardinería, plantas ornamentales, producción de hortalizas, flores, frutales, deporte, pesca deportiva, y para diversos cultivos.

  • Importancia de la Lombricultura

Los principales beneficios de la lombricultura son:

  1. Alternativa ante acumulación de residuos o desechos, ya que una tonelada de humus equivale a 10 de estiércol.
  2. Remplaza los fertilizantes químicos contaminantes, retiene el agua, pH neutro, contiene carga bacteriana y enzimática, vivifica el suelo, estimulador biológico de fertilidad, fuente de proteína y otros aportes.
  3. Definitivamente, la lombricultura convierte los desechos en composta, reduciendo la contaminación de la basura y conllevando a la conservación del medio ambiente. Asimismo, como una fuente de proteína animal y de equilibrio ecológico.
  4. Objetivos de elcaminocoop. con el proyecto de Lombricultura
  5. Criar, producir y tratar lombrices para producir abono y el reciclaje de desechos orgánicos. Producir humus para utilización propia y poder recuperar suelos para difundir la técnica con el consiguiente beneficio para la agricultura local.

En el proyecto de lombricultura para la Regeneración de Suelos, elcaminocoop, tiene la suerte de contar con la colaboración de uno de los grandes productores de humus de lombriz y experto en la cría de lombrices. Una colaboración que nos lleva a poder ofrecer un servicio y producto excelente y que sin duda cambiará la fertilidad de nuestros áridos suelos.

Cualquier consulta al respecto en elcaminocoop estaremos dispuesto a ayudarte. Estenamos tus consultas.